Destacado Infectólogo educa e informa sobre Coronavirus

696

A principios de marzo y como una medida destinada a educar e informar sobre el Coronavirus, y así contribuir como Colmed Valdivia, se gestionó nota en diario regional, cuyas preguntas y respuestas se transcribieron por completo en el siguiente artículo a modo de ser fiel a las explicaciones entregadas por nuestro colegiado y destacado médico infectologo Mario Calvo Arellano.

– ¿Qué es el Coronavirus y como se transmite?

El coronavirus es una familia de virus que afectan animales y humanos. Hasta el siglo xx se habían descrito 4 capaces de infectar humanos. Este siglo ha aparecido uno nuevo por década, así, el recién aparecido es el 7o, siendo un virus nuevo, las personas en la comunidad no tienen o tienen muy pocas defensas contra este virus.

– Quiénes están más propensos a contraerlo y qué medidas se pueden reforzar para este grupo?

No sabemos con seguridad quienes son los más propensos a contraerlo porque esto se sabe con estudios serológicos que se hacen terminados la epidemia. Se tiene conocimiento que existe un buen número de la población que lo contrae sin hacer síntomas. Sin embargo, lo que sabemos bastante bien, es que la probabilidad de hacer enfermedad sintomática y más aún la enfermedad grave, aumenta con la edad y con el hecho de ser un paciente inmunodeprimido, o sea, alguien que tiene una condición específica que le hace tener, como se dice habitualmente, «las defensas bajas». La gente que se considera «que son de defensas bajas», generalmente, no es parte de este grupo de riesgo.

¿Qué mensaje cree que se debe reforzar a nivel preventivo con la comunidad?

En materia de mensaje, creo que es fundamental, que por respeto a nosotros mismos y por las personas que apreciamos deberemos demostrarlo evitando saludos que impliquen contacto corporal (besos, abrazos, apretones de manos) y manteniendo 1 metro de distancia entre nosotros.

Recordemos siempre que el virus es contagioso, pero necesita cierta cercanía entre las personas para transmitirse.

Cómo deberíamos prepararnos frente la llegada del invierno y la influenza. Podría existir mayor presencia y propagación de coronavirus por estos factores.

La influenza y el coronavirus tienen medidas de prevención similares, excepto porque para la influenza contamos además con una vacuna, bastante disponible y segura. El invierno es altamente probable que será la ventaja con que contará el virus para diseminarse en los meses venideros, básicamente, porque las actividades humanas cambian y genera que las personas están más concentradas en espacios cerrados.

Se puede hacer una relación del coronavirus con lo que fue la pandemia de Influenza H1N1?

Sí, pero dependiendo de la situación en que estamos hablando. Poblacionalmente, se hacen estimaciones contagios y hospitalizaciones que aún no podemos saber si serán similares o mayores. Hay diferencias leves en los síntomas y forma de presentación, aún no conocemos bien los factores que nos predigan los pacientes que pueden evolucionar en forma insatisfactoria. La forma de evolución grave también tiene diferencias no tan menores, aparentemente un poco más fácil de manejar según las primeras informaciones que hemos recibido.

¿Qué consejos entregaría a la población?

Son consejos para los que no han contraído la enfermedad, aparentemente muy simples, pero muy difíciles en la práctica, porque implican modificación de costumbres:

1) Lavarse las manos, con agua y jabón, por al menos 20 segundos en forma frecuente, y más aún antes de comer, al ir al baño, al tener contacto con superficies que puedan haber tocado personas enfermas. Sino dispone de ésto, utilizar alcohol gel para sanitizar las manos.

2) Trate de evitar contacto con superficies potencialmente contaminadas, por ejemplo, manillas, privilegiar formas de pago sin contacto con dinero.

3) Limpiar superficies habitualmente en casa y lugar de trabajo con detergentes y paños habituales.

4) Evitar saludar de beso, abrazo o dando la mano. Mantener un metro de distancia al conversar.

5) No tocarse la cara (muy fácil de decir, muy difícil de cumplir), la fase final del contagio se cumple muchas veces cuando uno se pasa las manos por los ojos o cerca de la nariz o la boca.

El uso de mascarilla por la población general en forma habitual no está recomendado.

Si uno está ya enfermo puede ayudar a no contagiar a más personas, para lo cual se recomienda:

1) Quedarse en casa.

2) No acercarse a menos de 1 metro de las personas.

3) Lavarse las manos con frecuencia para no contaminar superficies, por ejemplo, si uno contesta un teléfono o usa un lápiz para tomar una nota, produce contaminación.

4) Limpiarse la nariz y taparse la boca al toser con un pañuelo desechable y eliminarlo inmediatamente. Lavarse las manos después.

5) Usar mascarilla si sale de su habitación o habiendo otras personas en las cercanías.

Me gustaría agregar que las diferencias en percepción que pueden escuchar en la severidad de la enfermedad, se explican porque hay desde personas que hacen infección sin sentir ningún síntoma hasta quienes hacen un cuadro que va siendo cada vez más grave hasta ser mortal, sabemos bastante de los que hacen cuadros con más molestias, porque todos llegan a los centros de salud y su enfermedad es reportada, pero tenemos menos datos de los casos muy leves o sin síntomas, o cuántos, simplemente no se contagian del virus. Mientras más amplia sea la población que está en estos últimos grupos, el impacto para nuestra población será menor. Por eso, tratemos que los que no se contagian sean el mayor número posible.